Archivo de la categoría Planeta Deportivo

Capítulo 1 en tinta culé

El nuevo Barça

El nuevo Barça

Un gato negro, un hombre menos que vestía de azulgrana y otra vez estaba fuera de su habitad, un gol creado por la fantasía de un recién llegado al Camp Barça y culminado por un nuevo producto de La Masía, un genio que volvió a engancharse el dorsal 10.

Así resumo la presentación del Barcelona en la liga española 2014-15 ante un rival con ganas de soñar en sacar un punto haciendo nada y enseñando menos. El Elche fue la escusa perfecta para mostrar lo que se puede ver del conjunto blaugrana a lo largo de la temporada. Claro que a este puzzle le faltan dos piezas únicas.

Luis Enrique está contento, los aficionados esperanzados, la prensa desprendida en elogios, yo aún escéptico. No puedo creer en una  revolución cuando no se cambió todo lo que se debía cambiar, cuando algunas de las nuevas caras reflejan más dudas que acierto.

Mascherano nuevamente de central, adiós antes de ir a las reflexiones intermedias.

Por momentos vi al Barça que se fue sin títulos. Mucho toque, pocas aproximaciones al arco. Messi, Rakitic y Munir marcaron la diferencia. El primero mostró que desea mudarse a otro planeta nuevamente, el croata se hizo dueño del mediocampo y la joven promesa pareció ser un jugador en su cumbre como futbolista.

Es el inicio de una historia con muchas páginas por escribir. A los que piden paciencia, les digo que el tiempo pasa y no nos damos cuenta. A los que están ilusionados, les digo que el sol tiene manchas y este ni siquiera ha dado toda su luz.

¡Seguimos pateando el balón!

Etiquetas: , , , , , , , ,

Pasado y presente unen al Maracaná y el Monumental

Uruguay-Copa América 2011

Uruguay-Copa América 2011

Como el próximo año será la Copa América en Chile, aquí les dejo lo que escribí sobre el campeón de la celebrada en Argentina en el año 2011.

Los días pasan, los aficionados al más universal de los deportes comienzan a mirar los cercanos torneos de clubes europeos; pero el triunfo de la selección uruguaya de fútbol en la recién finalizada Copa América Argentina 2011, se destaca aún entre prensa y fanáticos.

Casi todos pensaron que el día 24 de julio, justo cuando el reloj del arbitro brasileño Silvio Fagundes marcara el inicio del partido final del certamen argentino, el Monumental de Buenos Aires acogería un choque rompecorazones entre los dos grandes de Sudamérica, Argentina y Brasil.

La historia fue totalmente distinta. Los dioses del fútbol tenían reservada una discusión del título inédita. Uruguay, máximo ganador de estos torneos junto a los locales con 14 coronas, se vería frente a los dos veces monarcas paraguayos, quienes sin mostrar un juego demasiado vistoso; pero si con una sólida defensa, habían eliminado al hasta entonces campeón, Brasil.

Los charrúas no habían tenido una fase de grupos del todo impresionante. Dos empates a un gol, primero frente a Perú y luego ante la Chile de Alexis Sánchez los obligaba a derrotar a la escuadra sub-22 mexicana. Aunque sólo pudieron marcar una diana al equipo guiado por el excelente jugador Giovanni Dos Santos, les bastó para cruzar hacia los cuartos de final, donde pondrían a prueba todo su arsenal futbolístico en duelo rioplatense.

Los dirigidos por “El Maestro” Oscar Washington Tabárez haciendo gala de su épica garra y con un jugador menos durante casi todo el partido tras la expulsión de Diego Pérez nunca fueron menos en la cancha que el elenco argentino. Parecía que la inferioridad numérica afectó más a los conducidos por Lionel Messi, que no supieron aprovechar el poder contar con el mejor jugador del mundo y con una delantera de lujo: Sergio Agüero, Carlos Tévez, Gonzalo Higuaín y terminaron rendidos ante sus vecinos en la temerosa tanda de penales.

“¡Ahora si estamos viendo al Uruguay de Sudáfrica 2010!”, expresaban los seguidores de la celeste, los que además ya soñaban con la decimoquinta copa luego de 16 años del último cetro continental. El próximo escollo sería nuevamente Perú, mientras que Diego Forlán y Luis Suárez eran el referente ofensivo para continuar labrando el camino.

El chico que milita en el Liverpool de la liga inglesa se sacó dos goles de la manga y Uruguay miraba cauteloso la fortaleza del histórico River Plate con el anhelo y los nervios como los de aquellos grandes antecesores que triunfaron en los mundiales de 1930 y 1950. Otra vez Diego Lugano (Capitán), Maximiliano Pereira, Martín Cáceres y la joven promesa Sebastián Coates (Mejor Jugador menor de 21 años) se mostraban como gladiadores cubriendo a un crecido Fernando Muslera.

Del otro lado de la línea se encontraban los rocosos guaraníes, que sin brillo y poco fútbol ofensivo, se encargaron de saltar como experimentados garrochistas el muro del gigante sudamericano y luego a la sorpresa del evento, Venezuela. De esta manera, dos estilos de juego con algunas  similitudes; pero con diferencias a la vista del menos conocedor de este deporte, discutirían bajo el frío sol sureño una final llena de emociones y expectativas.

Contar lo ocurrido hoy ya no es novedad, aunque a muchos aún les gusta leer, ver o escuchar los capítulos de una novela que tuvo un solo protagonista, Uruguay. Un partido más sin permitir anotación alguna y un Forlán en tarde de gala, recordando porque había sido nominado el mejor jugador de la pasada cita mundialista. A su lado como siempre estuvo “luisito”, quien tampoco se quiso despedir sin registrar una nota de tango llegando así a cuatro perforaciones y llevándose el trofeo de jugador más valioso.

Puede que en la afamada y bella rambla (malecón) y en la céntrica avenida 18 de julio se sigan sintiendo los ecos de euforia cuando sonó el silbatazo que daba fin a 16 años de espera, que colocaba a la “garra charrúa” como la única selección con más títulos de Copa América en sus vitrinas con quince. Se hizo justicia, el profesor Tabárez mostró que es uno de los mejores DT con visión técnico-táctica, al nivel de los más renombrados  conductores desde los banquillos.

Una nueva generación combinada con la experiencia de una figura fundamental, Diego Forlán, que con las dos perforaciones marcadas en el partido de los grandes igualó con 31 goles para el conjunto celeste al legendario Héctor Scarone. Además la estrella del Atlético de Madrid español es en estos momentos el futbolista con más partidos 1 vistiendo los colores nacionales sumando un total de 82 encuentros. También este triunfo es un encuentro sentimental para el rubio de pelo largo porque su padre, Pablo Forlán ganó en 1967 y su abuelo materno, Juan Carlos Corazo hizo lo mismo en 1959; pero como entrenador.

Es entonces que el pequeño país suramericano suma otro motivo para reafirmarse como el abanderado número uno del continente en estos momentos, pues además a esta victoria se le une el subcampeonato mundial en la categoría sub-17, evento que se desarrolló en México con victoria para los locales de 2-0 ante los mencionados uruguayos. Sin olvidar que en el máximo certamen de clubes en el área, La Copa Libertadores, el once de Peñarol uno de los más queridos en este país junto al Nacional, sólo cedió en la final ante el elenco brasileño Santos, donde milita la joven perla de la canariña; Neymar y donde marcó pautas el mítico Pelé. ¿Quién duda de la “garra charrúa”?

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Justicia futbolera

Alemania Campeón

Alemania Campeón

A lo largo de la historia en Mundiales de Fútbol, muchos de los equipos que a priori salían como favoritos a a levantar la Copa y darle un alegrón a su afición, se habían quedado con los deseos. Eso sí, siempre cayendo ante un grande en cualquiera de las instancias.

Ésta vez fue otra la realidad vivida en Brasil. Más allá de los seguidores argentinos o de la cuestión sentimental del resto de los países latinoamericanos; a excepción de la sede, sólo el ratón que pronosticaba cada partido, como sucesor del pulpo Poul, creyó que argentina ganaría 28 años después que lo hiciera guiados por Maradona y que a su vez tomara revancha de lo ocurrido en 1990.

Aunque cierto es de reconocer que el partido estuvo para ambos bandos. Al menos para mí, los sudamericanos dieron su mejor demostración, con excelente planteamiento táctico de su DT, Alejandro Sabella. Mientras los teutones manejaban el balón, Argentina esperaba para golpear a la contra, y casi lo logran, pero les faltó algo más que llamarse Higuaín o Palacios.

Gonzalo, pensó más en el defensor Humels, que venía a sus espaldas y perdió la orientación de la portería. Mientras que Rodrigo quiso ahorcar al “gigante” Neuer y terminó apagando las ilusiones de esos que como yo, veíamos el marcador 1-0 favorable a la albiceleste. A ellos, unir el fantasma de Messi, quien sólo ofreció destellos, pero que demostró que es mortal y que aún está lejos del olimpo futbolero.

Mario otze anota el gol

Mario otze anota el gol

Alemania es simplemente eso, Alemania. Una nómina que asustaba, a pesar de los tropiezos durante el evento. Una generación que mantiene el poderío físico, pero que gambetea, controla y baila con el balón en los pies. Bajo el mando de  Joachim Löw, ya podrán lucir su cuarta estrella, amén de reafirmarse como la selección más estable en años y años de bregar por las canchas.

Del partido resaltar nuevamente a Garay, Rojo y Mascherano, defensores todos, porque aunque usted no lo crea, ahí estuvo la clave de Argentina en cada choque. Por los nuevos reyes del fútbol, al menos durante cuatro años, Boateng, Müller, Schürle y Bastian, dieron muestra de lo que significa la camiseta de la  Mannschaft.

Méritos también para el talentoso Mario  Götze, anotándose un golazo, que será recordado y guardado como reliquia al lado del trofeo de campeones. Ésta era otra de las razones por la que a Alemania se le colgaba el cartel de favorito, la calidad extraordinaria de su banquillo, una opción envidiada por el resto de las selecciones. Sin dudas, todas las herramientas de lo que ya hoy presumen, los números uno en el más universal.

¡Seguimos pateando el balón!

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

Extraño el “jogo bonito”

brasil fútbol

brasil fútbol

¡Que paliza!, ¡Que tristeza!, fueron las únicas frases que rondaban mi cabeza al finalizar el partido Alemania-Brasil. Durante el mismo sólo tuve tiempo para decir una, -Ahí viene el primero-, segundos después Müller celebraba su quinta diana del torneo. Del resultado final, mejor ni mencionarlo.

El dolor pasa, el recuerdo quedará clavado como la espada en la piedra, en espera de un Rey, que puede llevar como nombre Neymar y junto a él, caballeros de la cancha rectangular, dispuestos a regresar en el tiempo en busca de la magia y la fantasía perdida. Esa que hacía la diferencia, en cada toque, en cada desmarque.

La canarinha levantó la Copa antes de jugar la final. Apostaron todo a una estrella naciente, dándole la responsabilidad de ser el heredero de la clase ilustre en materia futbolera, pero no se dieron cuenta que el nuevo “10” estaba solo en su trono, que la gloria de la Confederaciones era un espejismo, despejada con siete bombas teutonas.

Las lágrimas y el perdón no ocultarán los caprichos de Scolari, amado y elogiado en 2002, recriminado y avasallado después de 90 minutos en Mineirao. Su renuncia a los banquillos, nada que ver con la guillotina a la que quieren llevarlo, sino el querer introducir movimientos rudos a un baile de elasticidades.

La escena está lista para los protagonistas que dirimirán el título del Mundial de Fútbol Brasil 2014, Alemania-Argentina. La sede no estará, pero si habrá un duelo que pide revancha. Brasil olvidó el Maracanazo, porque siente en sus espaldas el peso de unos tanques que aplastaron sin piedad. Mérito para ellos, que sí han evolucionado en esto de dar patadas a un balón. Ahora usan la mente, el cuerpo y lo hacen arte.

Las estrellas colmarán el pecho verde-amarelo, pero será difícil tocarlas desde casa.

¡Seguimos pateando el balón!

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Neymar llevará a Brasil al título

Neymar

Neymar

Así mismo, como usted lo está leyendo, no está “loco”, ni necesita graduarse la vista, pero si es seguidor de la canarinha, créalo. Y no porque Neymar vaya a salir al terreno a deslumbrarnos con  sus gambetas o a anidar en redes rivales los goles para definir los encuentros. Su ángel, junto al deseo de sus compañeros de regalarle la Copa que no todos los grandes han levantado, son las claves para que Brasil ponga una estrella más en su pecho.

Frente a frente, tendrá hoy a una Alemania sin sus tanques “pesados”, acostumbrados a aplastar lo que a su paso encuentran. Una Alemania que agregó virtuosismo, pero perdió la mirilla. Esa que goleó a Portugal con polémica, y luego el mundial a mostrado por qué. No obstante es la selección con más estabilidad a lo largo de la historia y sabe resolver sus partidos antes de que logres pestañar.

Más allá de los comentarios provocados por el juego brasileño; positivos o no, el estar en casa ha sido factor determinante, -No he visto presión por la grada-, la presión es simplemente por alcanzar el objetivo, porque no se repita el maracanazo.

Para hoy no estará el “capi”, en su lugar Dante será dupla con el “melenudo” Luiz, lo que sinceramente no me preocupa, pues detrás de todo el conocimiento que él pueda tener sobre sus rivales por jugar en su patio, lo importante es que para ser plaza fija como zaguero en un club como el Bayern Munich, hay que tener más que dos zapatillas y un par de largas medias.

¡Que gane el mejor!, pero  que el mejor sea Brasil!!!.

No sientan falta de profesionalidad en mis palabras, esta vez quise vestirme de verde y amarillo, los colores por los que cada cuatro años, sufro, siento y me apasiono. Fueron los colores de O’Rey, y con él, los de una nación bendecida por la danza de las fintas y regates.

¡seguimos pateando el balón!

Etiquetas: , , , , , , , ,

A Brasil le basta con 1

Equipo Brasil

Equipo Brasil

He leído, escuchado y visto en distintos medios de comunicación; dentro y fuera de Cuba, que Colombia sale como favorito ante la canarinha en el duelo que define el pase a las semifinales del mundial de fútbol Brasil 2014. Algo que creo no debe ser expuesto con tanta ligereza, pues chocarán la máxima expresión de este deporte contra el talento de una generación que intenta hacer la historia que su rival ya tiene escrita hace muchas canchas.

Reconozco mi adoración por la Verde-Amarela, pero más allá del fanatismo, en este tipo de partidos, donde se juega la permanencia, el estar ahí, cerquita de la gloria, la jerarquía tiene mucho peso. Detrás de un duelo Neymar-James; Scolari-Pékerman, está un enfrentamiento donde la mentalidad y las aspiraciones individuales jugarán un papel primordial.

Brasil en este siglo no presume de estilos, el “jogo bonito” pasó de ser una forma de vida a una herramienta salvadora. El “scratch” ahora impone el músculo y hace de un niño de 22 años su punta de lanza para abrir huecos a las defensas rivales. Cierto es, que el resto de la artillería tiene más confianza desde el banquillo que aporte en el pasto, pero sin ellos Brasil llegó hasta aquí y sin ellos Brasil sabe que está obligada a ganar.

Hoy veremos de qué está hecho el café fabricado por Rodríguez, Cuadrado y Martínez y si su aroma es capaz de dormir a una zamba que sueña con seis estrellas en el escudo y que alienta como nadie a esos once cuya única misión es ser héroes o leyendas.

¡Seguimos pateando el balón!

Etiquetas: , , , , , , , , ,