Equipo Brasil

Equipo Brasil

He leído, escuchado y visto en distintos medios de comunicación; dentro y fuera de Cuba, que Colombia sale como favorito ante la canarinha en el duelo que define el pase a las semifinales del mundial de fútbol Brasil 2014. Algo que creo no debe ser expuesto con tanta ligereza, pues chocarán la máxima expresión de este deporte contra el talento de una generación que intenta hacer la historia que su rival ya tiene escrita hace muchas canchas.

Reconozco mi adoración por la Verde-Amarela, pero más allá del fanatismo, en este tipo de partidos, donde se juega la permanencia, el estar ahí, cerquita de la gloria, la jerarquía tiene mucho peso. Detrás de un duelo Neymar-James; Scolari-Pékerman, está un enfrentamiento donde la mentalidad y las aspiraciones individuales jugarán un papel primordial.

Brasil en este siglo no presume de estilos, el “jogo bonito” pasó de ser una forma de vida a una herramienta salvadora. El “scratch” ahora impone el músculo y hace de un niño de 22 años su punta de lanza para abrir huecos a las defensas rivales. Cierto es, que el resto de la artillería tiene más confianza desde el banquillo que aporte en el pasto, pero sin ellos Brasil llegó hasta aquí y sin ellos Brasil sabe que está obligada a ganar.

Hoy veremos de qué está hecho el café fabricado por Rodríguez, Cuadrado y Martínez y si su aroma es capaz de dormir a una zamba que sueña con seis estrellas en el escudo y que alienta como nadie a esos once cuya única misión es ser héroes o leyendas.

¡Seguimos pateando el balón!